martes, 15 de diciembre de 2009

Tantas cosas

1) Como en todo lo demás, cuando uno deja de hacer algo, resulta cada vez más difícil retomarlo. Así me ha pasado cuando, por ejemplo, dejo de leer, de tocar, de escribir, de hacer ejercicio o de llamar a mi papá... Y, bueh, no he escrito nada nuevo para el blog desde el 22 de septiembre... pero qué buenas rolitas, ¿qué, no?

2) Se me pasó postear en mi cumpleaños; como en el anterior, nomás pondría el número. ¿Qué más da? Tarde, pero seguro.

27

3) Que el final del año se acerca a gran velocidad, que apenas he arrancado de nuevo con la tesis y que apenas ahora me siento despejado y listo para seguir, aunque aún tenga algunas cosas en Minatitlán T____T.... En fin. Not my fault.

4)

[Borges: Ríos Patrón]"le dijo a María Esther que la pelea entre ellos era absurda, que debían casarse. María Esther le contestó que no, que la ruptura era definitiva. 'Entonces no te voy a molestar más', dijo él, sacó el revólver y se descerrajó un tiro. Esto es el arranque de mal humor de un muchacho vanidoso, presuntuoso, desagradable. Hasta el suicidio de las personas superficiales es superficial". Bioy: "Era tan flaquito y frágil y loquito el muchacho, que el aspecto histriónico de este suicidio me impresiona. Parece el suicidio de un fantoche". (Adolfo Bioy Casares, Borges, p.359).

Hablando de Ríos Patrón, Mariana Grondona dijo: "Cómo la quería, que se mató por ella".Borges: "Cómo la odiaba, que se mató por ella. Qué bruto. Es como si le hubiera dicho: "¿Ves? Te convierto en asesina, en un instante".  (Adolfo Bioy Casares, Borges, p.360).


Y nada, que este episodio del librote (ote) que leo sobre Borges me ha recordado a mí mismo y a la máscara que llevé por tantos años. Al final, por suerte (para mi familia, por lo menos), yo siempre me quise demasiado y mi vanidad y presunción acaso actuaron aquella vez a mi favor, o a favor de mi permanencia en el mundo. Qué ridícula hubiese resultado esa muerte. Sí: el suicidio de un fantoche.


5) 

"Al final pareció percibir nuestra común sustancia y hubo una palpitación en su mirada entre tímida y risueña que me hizo lanzar un silencioso gañido de felicidad". (Italo Calvino, Las cosmicómicas, tr. de Aurora Bernárdez, Planeta, p. 67)


Creo que nos he reconocido en estos personajes... Espero nuestro final sea diferente. Wanna see you.

2 comentarios:

Armandís de Mina dijo...

Yo también tengo cosas en Minatitlán y tampoco es mi culpa.

Un abrazo, carnalito

Rechy Tenenbaum dijo...

caray, quién iba adecir que se pudiera leer un párrafo tan interesante donde estuviera involucrado borges!
lo que hay que ver!

pero sí, me agradó mucho el primer párrafo del inciso 4, gracias por ponerlo.

hay mix up en villahermosa o tienen que viajar hasta xalapa?