martes, 7 de julio de 2009

Hm... Ahora resulta que estoy muy contento. Lo bien que cae en uno el ejercicio francamente raya en lo ridículo. Falta algo mucho más difícil: alimentarse sanamente... con lo que me gustan las hamburguesas, los taquitos, la pizzas...

4 comentarios:

Rechy Tenenbaum dijo...

ay ay ay, mira mira, mocos qué.

pero bue', leí en natocias yajú que hay supositorios de cilantro, digo, por si os apetece.

Armandís de Mina dijo...

Yo no leo las natocias, pero apoyo lo que dice la Parkita.

Mocos qué.

Y agrego: te faltó decir que también te gusta el salchicón polaco.


Atte. Espectrito Jr.

Rechy Tenenbaum dijo...

lorrudolorrudolorruudooooooooosssssss!!!

le consentement tacite dijo...

Omitiendo comentarios anteriores, podría decir que no tienes que matarte de hambre, puedes comer eso, de vez en cuando, en cantidades moderadas.

Uy, a ver si un día que te tope en el bus te grito ¡ese inge sabritas!

:*