lunes, 4 de mayo de 2009

The Return of the Pac!!


¿Cómo lo hice?

La explicación sencilla, con monólogo

I'm a frigging genius.

Chrome, you can kiss my beautifully built ass; I'm going back to Firefox.

Firefox... I'm sorry, I was just trying new stuff. What? A threesome??... Well, let me just think about it.

La explicación técnica

1) Seguí todos los pasos lógicos (borré historial y caché, abrí e intenté subir una entrada nueva con otros browsers, repasé varias veces de cabo a rabo todas las opciones que se ofrecen en la sección de diseño del blog --incluso en la edición en html--, busqué fallidamente este problema en un par de foros de ayuda y abrí sendos threads); todo estaba en su lugar, pero sencillamente las entradas no aparecían en la página principal.

2) Exporté el blog a un archivo en .xml.

3) Cambié el dominio de mi blog (a http://anfiteatromuerto.blogspot.com --ahí sigue y seguirá--) para tomar de él lo que hiciera falta.

4) Abrí un nuevo blog en http://anfiteatro.blogspot.com, la dirección original.

5) Importé mi blog y agregué lo que hacía falta (a saber, la c-box y mi Quelonia).

Intenté hacerlo primero en el Chrome, pero fue imposible. Firefox seguirá siendo, pues, my browser of choice.

2 comentarios:

ш dijo...

Nomás por ser el primero..

Tengo la swine flu, estoy seguro. Ayer que me vi en el espejo lo supe de cierto: las colas retorcidas nunca mienten..

:/

Una pregunta entre retórica y no:

¿Existe la censura tácita?

Mmm.. chido pues.

Paco Morales Hoil dijo...

Una respuesta entre retórica y no: ¿existen las respuestas retóricas? La censura tácita existe, por supuesto, y debe seguir existiendo. Tácitamente se censura, por ejemplo, a los hombres de cola retorcida empeñados en multiplicar su reflejo en los espejos del mundo. A todos les parece lógico censurarlo --o, por lo menos, a nadie no le parece lógico hacerlo--, pero nunca se ha emitido ley alguna a favor o en contra de ello. Censura tácita, según yo lo veo, aunque para otros pudiera llamarse, más bien, censura secreta.